El Bosque Norte 0110 Las Condes, Santiago, Chile | +562 2249 3045
Compartir esta nota:

¿Cuándo y cómo fertilizar nuevos cultivos?

¿Cómo y cuándo se debe fertilizar un nuevo huerto?

 Muchas veces surge la inquietud en nuevos productores acerca de cuanto, y cuándo se requiere comenzar con la fertilización de huertos o cultivos nuevos, con qué tipo de fertilizantes trabajar. Para responder a ello, se deben tener en cuenta varios conceptos.

 

Lo primero es saber de qué especie se trata, el tipo de suelo y su nivel nutricional al momento de plantar. También es necesario conocer qué fertilizante o mezcla de fertilizantes se ha utilizado al plantar (en caso de que se haya aplicado alguno) y en qué dosis.

Si conocemos esta información, y sabemos que se ha utilizado un fertilizante balanceado de lenta entrega, seguramente no se requerirá fertilizar con la misma intensidad la primera temporada, además de si la calidad nutricional y textura del suelo lo permiten.

También es muy importante formar un adecuado sistema de riego, asegurándose que los goteros estén dirigidos a la zona de raíces y que la planta no sufra ausencia o exceso de humedad, verificando el suministro de cada gotero.

En términos generales, se puede comenzar a fertirrigar (aplicar fertilizante al sistema de riego) desde el primer riego, teniendo en cuenta los puntos indicados anteriormente, aunque también por un par de meses, se puede solo regar, si el suelo cuanta con buena porosidad para que las raíces se expandan de la mejor manera y el suelo este bien nutrido.

 

¿Cuándo fertilizar?

 

Considerando que la fertilización directa al suelo es la más relevante en cuanto a la cantidad de nutrientes que aporta, es importante tener en cuenta que la absorción de estos se realiza a través de las raíces nuevas. Se debe aprovechar el mejor momento de estas raíces pues son cruciales para conseguir los mejores resultados de los fertilizantes aplicados. Este momento se da en la mayoría de los casos en primavera, cerca de la floración y en post cosecha, sin embargo, como la mayor parte del año se encuentran en actividad, no se puede descuidar el riego y la nutrición.

 

Recomendaciones:

No se debe olvidar realizar análisis foliares al menos una vez al año y eventualmente más de una vez durante la temporada cuando haya fruta, de manera de monitorear el estado nutricional y realizar eventuales correcciones para sacar el mayor provecho a los cultivos. Se recomienda también, apoyar la fertilización por vía foliar (aplicación directa a la hoja) con productos a base de aminoácidos o algas para evitar que la planta gaste energía en salir de periodos de estrés.

 

De necesitar mayor información una asesoría profesional, escribanos a contacto@cnagro.cl para ser asesorado por uno de nuestros expertos.