El Bosque Norte 0110 Las Condes, Santiago, Chile | +562 2249 3045
Compartir esta nota:

Análisis de suelos; La herramienta clave para el éxito de la fertilización de los cultivos.

Análisis de suelos; La herramienta clave para el éxito de la fertilizacion de los cultivos.

El análisis de suelo en agricultura es un test equivalente a un examen de sangre, radiografía ó Scanner que nos tomamos las personas para saber el estado de salud del cuerpo. Lo relevante es que nos permite determinar el buen o mal estado nutricional que presenta el suelo, en un momento determinado, ya que el suelo presenta una actividad dinámica através del tiempo, por lo cual varía dependiendo según tipo de cultivo, zona, historial de manejo, zona geográfica, tipo de suelo, pendiente, entre otras.

De esta manera, según lo que se evalúe en dicho análisis se podrá determinar el nivel de fertilidad que presenta el suelo, en su condición química, física y biológica.

El diagnóstico sobre el muestreo de suelos donde se quiere trabajar, nos indicará las necesidades de fertilización que requiere o no dicho suelo, en base a un manejo sustentable de aplicación de fertilizantes. Una vez estimadas las dosis de nutrientes a aplicar, se determina el tipo de fertilizante, forma y momento de aplicación.

El principal objetivo del análisis de suelo es determinar la dosis de nutrientes que se necesita para realizar una fertilización efectiva sobre el suelo y el cultivo, monitoreando de forma permanente (cada 1 ó 2 años) las variables de fertilidad, tales como el pH de suelo, Materia orgánica, CIC (capacidad de intercambio catiónico), suma de bases, niveles de Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio, Azufre, Boro, Zinc, etc. Se sugiere realizar análisis de suelo, donde se determine siempre la misma profundidad de muestreo (Ej. 20 cm), misma época de muestreo, mismo laboratorio de destino, todo esto con el fin de llevar un historial representativo, sin distorcionar los resultados en el tiempo.

Una vez que se tengan los resultados del Laboratorio, lo primero que se debe corregir es la acidez del suelo, ya que en Chile existe desde la VIII Región al sur suelos ácidos (Trumaos y rojos arcillosos). Idealmente llevar el pH del suelo a valores neutros de entre 6 a 6,5. De esta forma a pHs neutros, se estimula la condición química del suelo para que los nutrientes queden disponibles a las raíces, y éstas puedan absorverlos eficientemente, sobre todo el fósforo, que es el macronutriente primario de mayor fijación. Posteriormente se debe priorizar corregir los niveles de NPK (Nitrógeno, fósforo y potasio), luego las bases como Calcio, Magnesio, le sigue el azufre, para finalmente dedicarse a mejorar los micronutrientes como Boro, Zinc, Hierro, Manganeso, etc.

Finalmente, una vez estimadas las cantidades de unidades de nutriente a aplicar, se debe determinar el tipo de fertilizante, sus aportes, época y tipo de aplicación del fertilizante. Acá se puede optar por fertilizantes específicos como por ejemplo en caso de mejorar los niveles de fósforo, se pueden utilizar fuentes fosfóricas como el TPS (Superfosfato triple), MAP (fosfato Monoamónico), DAP (fosfato diamónico), etc. Ahora si se requiere satisfacer varios nutrientes de una sóla vez, se puede optar por el uso de mezclas NPK con el acompañamiento de otros nutrientes como calcio,Magnesio, azufre, boro y zinc.

Dependiendo del tipo de agricultor, rubro o tipo de cultivo, sus recursos, y la ubicación del predio, el agricultor puede optar por fertilizantes granulados, solubles y foliares, aplicados de forma mecánica con trompos, maquinas cerealeras, fertirriego, aspersión, pivote, avión, dron, etc.

Cabe destacar que la mayor utilidad del análisis de suelo se verá reflejada en la forma de realizar bien el muestreo de suelo en terreno, tomando muestras representativa del sector, zona o potrero del campo que se quiere evaluar. Esto involucra, tomar un número representativo de submuestras (según superficie a muestrear), a la misma profundidad y no considerando lugares como cercanías a caminos, bosques, cercos, entradas o salidas de potreros, bebederos, bostas u otros factores que alteren los resultados del sector muestreado.

El uso de mezclas es necesario cuando los suelos necesitan mantener niveles optimos de fertilidad, ya que para corregir niveles de nutrientes es mejor oprtar por aplicar fertilizantes altamente concentrados (Urea, Triple, Map, Mop, etc).

Para resolver necesidades nutricionales que el suelo necesite contamos con SMARTBLEND, mezclas sin “rellenos”, compatibles entre sí, con altas concentraciones y proporciones adecuadas para una fertilización eficiente sin ocupar de más y también contamos con MICROTEC, mezclas recubiertas B+Zn: con la tecnología que asegura la entrega homogénea de micronutrientes en cada granulo que cae al suelo del campo.

Síguenos en nuestras plataformas para aprender más sobre fertilizacion eficiente y sus características, envianos un mail a contacto@cnagro.cl o visita www.mezclasmicrotec.cl o www.cnagro.cl para conocer más de nuestros

Por: Fernando Frez Bustamante – Sub Gerente Desarrollo CNA Chile Fertilizantes.

https://www.linkedin.com/in/fernandofrezbustamante/

fernando.frez@cnagro.cl